Un comentario sobre «XXXVIII Reunión. Reparaciones de plumas»

  1. Juan Ignacio García de Miguel

    Una vez más lo pasamos fenomenal. En concreto, yo vi como volvían a la vida los plumines de una Pelikan 400 y una Pelikan 100N (de la mano de Alberto), el plumín musical de una Pilot cuyos gavilanes se habían peleado entre sí (de las manos de Alberto y Alfonso), y por último, vi recobrar todo su esplendor a los baños de oro de mi Visconti Rotary Centenial.
    Quedaron para mejor ocasión una ONOTO 3000 que se resiste a ser despiezada, una Pelikan 100N cuyo propietario anterior debió ser un energúmeno, y puso pegamento donde no era necesario, y una Romillo cuyo plumin resulta delicioso por lo flexible, que no por su flujo…
    Fue una mañana estupenda que algunos prorrogamos en una muy agradable comida en el Círculo de Bellas Artes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *