Aventuras y desventuras de un miembro de SEDE en el Pen Show de Los Angeles. Regreso a casa.

Esperando que me recoja el Uber para ir al aeropuerto. El tercer día ha habido unas 120 mesas con un setenta y cinco por ciento de ocupación. El domingo estoy seguro de que estará lleno.

Este Pen Show sin experiencia y relaciones no hubiera sido lo mismo. En general precios altos y los expositores poco proclives a negociar. Hoy, al menos, había seguridad.

Balance final agridulce: satisfacción por las compras realizadas; sin embargo la mala organización ha empañado el evento.

Ahora toca regresar a casa y disfrutar de los recuerdos y de las piezas adquiridas.

Hasta el año que viene… O hasta el próximo Pen Show.

Aventuras y desventuras de un miembro de SEDE en el Pen Show de Los Angeles. Dia 2.

Tal y como planificamos el día anterior, hay que madrugar para encontrar “buenas” piezas.

El segundo día está flojo de asistencia y poco mas de la mitad de expositores. Que haya pocos asistentes desmerece un poco el ambiente, pero da mas oportunidades a los compradores. Después del primer día hay que estar pendiente de los nuevos expositores que entran a la sala y acudir a ellos raudo y veloz.

Hay un par de grandes colecciones muy interesantes dando vueltas, hay que estar pendiente de ellas.

El Pen Show sigue sin ningún tipo de seguridad y no se han respetado los horarios de apertura. Debido a ello y a la baja asistencia de visitantes los expositores no están satisfechos por como se está desarrollando la feria este año.

A última hora de la tarde he tenido el placer de conocer a Bonnie, la viuda de Paul Rossi. Al igual que cuando vivía su marido se acercó al Pen show a saludar a los amigos y ha traído la última serie de trabajos que Paul estaba desarrollando cuando le llegó la enfermedad.

He tenido la oportunidad de ver alguna de estas piezas en primicia.

La serie se llama Los Angeles de Rossi y es todo una provocación californiana a la sociedad conservadora.

Aventuras y desventuras de un miembro de SEDE en el Pen Show de Los Angeles. Dia 1.

Por fin las cosas empiezan a normalizarse, y con ello la vuelta a la celebración de Ferias Estilográficas y la participación de los miembros de SEDE, ya sea como expositores o visitantes, en ellas.

Uno de nuestros miembros mas ilustres se ha desplazado a Los Angeles para participar en el Pen Show de este año y nos cuenta en primicia como se esta desarrollando…

El registro del Pen show empieza a las dos de la tarde. La organización de este Pen Show es peculiar, venden mas “Weekend Trading Passes” que mesas. El “Weekend Trading Pass” no te garantiza un espacio fijo si no que de jueves a sábado incluido te permite utilizar media mesa. El domingo solo pueden utilizar mesa los que han pagado mesa. Es decir un lio importante…

En medio de ese lio, los “amigos de lo ajeno” se han levantado una maleta entera con plumas por valor de 350.000 dólares de uno de los expositores y un portaplumas entero de otro… Pues empezamos bien el Penshow!!!

El primer día solo ha habido un tercio de las mesas ocupadas. Alrededor de 150-160 mesas en total, ocupadas solo 50-55. Los dos próximos serán los mas fuertes.

Los precios elevaditos en general, pero aún así hay cosas muy interesantes. Lo bueno caro como siempre.

El primer día se ha dado bien la caza, pero como buen “cazador” (de plumas) habrá que madrugar para encontrar buenas piezas mañana!!!